LA MAGIA DEL ORDEN

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!

  • La gurú japonesa del orden Marie Kondo revolucionó nuestros hogares en 2010 con la publicación de su famoso libro «La Magia del Orden», donde nos enseña sus técnicas de organización y su puesta en práctica a través del método KonMari.

    El libro se divide en cinco capítulos:

    #1. Por qué no puedo tener mi casa en orden.

    #2. Primero desecha.

    #3. Cómo organizar por categorías.

    #4. Cómo ordenar tus cosas para tener una vida emocionante.

    #5. La magia de la transformación que transforma drásticamente tu vida.

    A través del capítulo #1 aprendemos que, por una parte, el método es importante para que los resultados sean duraderos. Marie defiende llevar a cabo la organización del hogar de golpe, no gradualmente. La inmersión intensiva en el proceso de ordenación generará hábitos y cambiará nuestra mentalidad. El proceso de ordenación se basa en dos pasos muy sencillos: decide con qué te quedas y decide dónde ponerlo. Lo primero es eliminar.

    En el capítulo #2 afrontamos el primer e imprescindible paso que consiste en desechar todo lo que podamos. Desechar es vaciar, limpiar, generar espacio libre con el objetivo de poder encontrar un lugar adecuado para cada objeto que hemos decidido conservar. Para hacer esto, Marie propone conectar con cada objeto y preguntarnos si ese objeto nos hace feliz. Si la respuesta es no, lo desechamos. Hay objetos que debemos conservar obligatoriamente, como por ejemplo cierta documentación (documentos de identidad, escrituras, certificados oficiales…). Para el resto de objetos, somos libres de mantenerlos a nuestro lado o decirles adiós, y para decidirnos por una cosa u otra lo que nos debemos preguntar es si traen felicidad a nuestra vida.

    Marie propone revisar todos los objetos de nuestro hogar, aglutinándolos por categorías, y empezando por las categorías que nos evocan menos emociones. Empezaríamos por revisar la ropa, luego los libros, los «papeles», los objetos variados o «komono» y por último los objetos con alta carga sentimental. Debemos recopilar todos los objetos de una misma categoría en un mismo espacio, y revisar uno a uno preguntándonos: ¿Me hace feliz?. Si me hace feliz lo guardo, y si no lo descarto. Este proceso de descarte por categorías no debería durar más de 6 meses.

    Tras desechar todo aquello que no nos hace felices, en el capítulo #3 aprendemos a cómo organizar los objetos que permanecen con nosotros por categorías (ropa, libros, papeles, komono y objetos sentimentales). En el capítulo #4 Marie defiende que los objetos de la misma categoría deberían almacenarse en el mismo lugar, en lugar de tener objetos de la misma categoría desperdigados por diferentes zonas del hogar.

    Por último, a través del capítulo #5 reflexionamos sobre los efectos beneficiosos que tiene el método KonMari en nuestra vida. Poner orden en tu casa es tener un diálogo profundo contigo sobre lo que quieres y lo que te hace feliz. Este proceso de transformación muchas veces lleva a descubrir lo que de verdad quieres hacer con tu vida, tu propósito.

    Llevar a cabo de manera completa este proceso transformador es simple pero no por ello fácil. El orden de los pasos está pensado para que te comprometas al cambio y no lo dejes a medias. Es mucho más fácil encontrar la motivación para llegar hasta el final si te sientes acompañado durante el proceso, así que te propongo recorrer este camino juntos, durante 23 + 11 semanas (9 meses).

    En el próximo artículo te describiré mi propuesta para ordenar tu casa y tu vida en 23 + 11 semanas. ¡Empezamos en febrero!