Sin categoría

SEMANA #2. Ropa interior, ropa especial, zapatos, bolsos y accesorios

¡Bienvenidos a la segunda semana de Ordena Tu Casa Y Tu Vida según el método KonMari!

Esta semana toca ordenar la ropa interior, la ropa especial, los zapatos, los bolsos y los accesorios.

Como explicaba en el artículo FEBRERO – ROPA, antes de empezar también has de despejar el suelo de una habitación y limpiarlo. Elige un día de la semana que puedas dedicar completamente a ordenar la ropa. Si vives con más personas en casa, pídeles que te permitan hacer este proceso sin interrumpir o entrometerse.

Llegado el día de ordenar, pon música suave e inspiradora, si quieres prende una vela o un incienso, y recuérdate que eliges comenzar este proceso para alcanzar la vida que deseas.

Vamos por partes:

CÓMO ORGANIZAR LA ROPA INTERIOR

En el caso de la ropa interior no hay diferencia respecto a las prendas exteriores. El método Konmari para la ropa interior sigue las directrices de este sistema para doblarla y organizarla. Dobla tus prendas por los laterales para luego realizar los tres pliegues y crear los paquetes que te permitirán organizarlos de manera vertical en cajas dentro de tu armario de forma útil y ordenada. No importa si son bragas básicas o tangas, recuerda realizar los tres pliegues para que la organización vertical sea mucho más sencilla.

Para las medias o leotardos, una manera de almacenarlos puede ser enrollados y dispuestos verticalmente en cajas.

En el caso de los sujetadores, no hay que hacer ningún pliegue. El método Konmari para sujetadores es tan sencillo que sólo necesitas abrochar el cierre del sujetador, colocar los tirantes hacia el interior de la copa y apilar unos con otros dentro de una caja. Ganarás espacio y los sujetadores no se deformarán por estar mal guardados.

CÓMO ORGANIZAR LOS ZAPATOS 

Los zapatos forman parte de la primera categoría a ordenar acorde con el método Konmari, la ropa. También los bolsos y accesorios como cinturones, sombreros o bufandas y guantes. 

Todos solemos tener un gran número de pares de zapatos de diferentes tipos: deportivas, botas, zapatos de tacón o sandalias. Aunque hay pares que se enfrentan al trote del día a día, hay otros que solo ven la luz una o dos veces al año, en ocasiones especiales. 

1.    SACA TODOS TUS PARES DE ZAPATOS

Este paso es uno de los más importantes, ya que nos permite tomar consciencia de la cantidad de zapatos que tenemos y de todo el espacio que ocupan. Saca los que tengas en el armario, en el mueble del recibidor, debajo de la cama o en baldas altas. Su presencia, extendida por el suelo, seguro que te induce la imperiosa necesidad que de deshacerte de varios de ellos.

2.     COLÓCALOS POR CATEGORÍAS

Cuando los vayas sacando del armario, colócalos en el suelo por categorías. Los de tacón por un lado, las sandalias por otro, las botas y los botines por otro, y así. De esta manera podrás ver qué zapatos tienes de cada tipo y la selección será más sencilla.

3.     ELIGE CUÁLES TE QUEDAS

Empieza seleccionando los zapatos de otra temporada, que no te estás poniendo ahora mismo. De esta forma así te será más fácil practicar el desapego.

A continuación ve cogiendo cada par, uno por uno, y piensa si te evoca alegría tener esos zapatos. Pruébatelos y camina con ellos un rato. Mírate al espejo. Plantéate si esos zapatos te son cómodos, van con tu estilo actual, combinan bien con tu ropa y si estilizan tu figura. Pregúntate: ¿me los volvería a comprar?

En una primera criba puedes hacer cuatro montones: 

  • Los que se quedan. Los guardaremos en la siguiente fase.
  • Los que están muy viejos y son para tirar directamente. Si está desgastado, está roto o te hace daño, lo más adecuado es que lo retires de tu colección. Y cuando el problema es que te molesta al utilizarlo y está nuevo, dónalo o regálalo.
  • Los que se van pero todavía se pueden usar. cuando el problema es que te molesta al utilizarlo y está nuevo, véndelo, dónalo o regálalo. Estos puedes decidir si los regalas a la parroquia o a una ONG, a conocidos o los vendes por Wallapop u otras aplicaciones.
  • Los dudosos. Con los dudosos haces una segunda criba: Te los vuelves a probar, andas con ellos, haces conjuntos con la ropa que tienes para comprobar que te combinan bien y si aun así no sales de dudas, puedes guardarlos en un lugar recóndito de tu casa y si en dos o tres meses sigues sin ponértelos, no tengas piedad: ¡Regálalos o tíralos!

A la hora de decirle adiós a las cosas, no te olvides de expresarles tu agradecimiento por el servicio prestado.

4.    ELIGE UBICACIONES PARA LOS ZAPATOS

Ahora llega el momento de decidir dónde colocar todo tu calzado. Si tienes un solo lugar destinado al calzado, genial, pero si por el contrario los tienes distribuidos en varios armarios, coloca lo que utilices con frecuencia en un lugar accesible. La parte inferior del armario o un zapatero en el recibidor son una buena opción. Deja los que utilizas sólo de vez en cuando (los de eventos especiales o las botas de montaña) en el altillo del armario, o en cajas, por ejemplo.

Esos zapatos que utilizas esporádicamente y que guardas en cajas o en lugares menos accesibles, corren el riesgo de quedar relegados al olvido. Para evitarlo, identifica cada caja de zapato con una foto de los mismos, o coloca una ventana transparente en la caja para poder ver su contenido.

5.     GUARDA LOS ZAPATOS

Marie recomienda organizar el calzado por estilos y/o colores, poniendo las botas y el calzado más pesado abajo y a la izquierda y las sandalias y zapatos ligeros, en la parte superior y a la derecha. Al ordenarlos de esta manera se crea un equilibrio estético en el zapatero.

Para que no se deformen, es aconsejable dejar dentro del calzado un cartón. En el caso de las botas, puedes introducir un tubo de poliespán o de cartón, o bien colgarlas en perchas de pinzas.

Si tienes chanclas de la playa o sandalias planas, puedes guardar en una misma caja dos pares de lado. Incluso, hay quien las guarda en archivadores, pero recuerda: Que sean de cartón, por favor.

Una vez hayas finalizado este proceso y visualices tu calzado bien ordenado, te invadirá una sensación de profunda felicidad. 

Lo importante es quedarnos con los realmente útil y nos hace feliz. Pero eso no implica tener que volver a sustituirlo. Parece una obviedad, pero si quieres mantener el orden es necesario autoconvencerte de que has tomado las decisiones adecuadas, a la hora de ordenar zapatos y que así será de ahora en adelante. Esto te ayudará a hacer compras menos impulsivas y más inteligentes. 

Cuando veas una prenda que te encanta o un par de zapatos de lo más estiloso, antes de comprarlo, valora si realmente lo necesitas, combina con el resto de tu ropa y, sobre todo, te va a hacer feliz. 

CÓMO GUARDAR LOS BOLSOS

Respecto a los bolsos, Marie recomienda lo siguiente:

  1. Saca el papel que guardas dentro ellos para que no se deformen.
  2. Agrúpalos por tamaños similares y mete uno dentro de otro como si fueran muñecas rusas. Esto funciona mejor con los bolsos más grandes o tote bag.
  3. Deja a la vista las asas para que fácilmente puedas ver qué bolso se esconde dentro del más grande.

Personalmente, para guardar los bolsos prefiero no meter unos dentro de otros, porque de esta manera me olvido de que los tengo, y además tengo que sacar los bolsos pequeños del grande cuando lo quiero usar.

Por el espacio del que dispongo, prefiero almacenarlos colgados (los de tela que no se mantienen erguidos), en cajones (los pequeños), o apoyados en baldas (los más grandes y rígidos).

CÓMO ORGANIZAR LA ROPA ESPECIAL Y LOS ACCESORIOS

En cuanto a la ropa especial (ropa de baño, ropa de hacer deporte, uniformes, etc…) y los accesorios (pañuelos, bufandas, chales, sombreros, gorras, guantes, cinturones, etc..), hay tanta variedad que la manera óptima de guardarlos dependerá mucho del número de artículos que tengas, y del espacio del que dispongas.

Lo importante, como siempre, es guardar todos los artículos de una misma categoría juntos, de manera que queden visibles. Así, cuando necesites por ejemplo ponerte una bufanda, de un golpe de vista sabrás cuáles tienes disponibles y podrás elegir mejor y más rápido.

La semana que viene veremos qué podemos hacer con la ropa, zapatos, bolsos y accesorios que hemos decidido desechar. ¡Nos vemos!

¡No te olvides de visitar nuestra página de Facebook Konmari Club VLC y unirte al grupo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s